Avant-Garde

1589586-bigthumbnail

 

Aquel niño cruzaba las ondas sonoras como perdido.
No sabía como había llegado a esa lejana galaxia,
ni porque le dolían tanto los oídos.
Llevaba tres días sin dormir y sus pies descalzos
le dolían hasta estremecerse. Estaba a punto de derrumbarse pero
De repente se cruzó un extraño con estilo futurista.
El extraño se presentó, -me llamo Syd- y le preguntó
-¿Quién eres? y ¿por qué estás aquí?-
-Hola, estoy aquí porque no duermo y todo porque un perro y su dueño no me dejan dormir.
Llevo días en los que el perro grita rítmicamente
y su dueño pronuncia versos simples con un acento indescriptible y horroroso-.
-No te preocupes- le dijo Syd. -Tienes pinta de ser de la tierra, ¿verdad?
estás a años luz de distancia y tienes los pies heridos
te daré esta mercromina para las heridas y mis zapatillas.
Las necesitaras para cruzar todos estos planetas.-
-Gracias Syd- le dijo el niño,
-sin estas zapatillas nunca podría llegar a mi destino-
El niño siguió andando y varias horas después aturdido y desesperado
se sentó en una piedra a pensar. Sus pensamientos eran tristes,
jamás volvería a la tierra, ni volvería a ver a su familia…
En ese momento aparecio Lou. -Hola Izal, cansado del viaje?-
-¿Quién eres y por qué conoces mi nombre?- dijo Izal sorprendido y asustado.
-Me llamo Lou y leo en las mentes de los niños. Tranquilo no te haré daño.
¿Quieres salir de aquí? Fíjate en esa casa azul, dentro hay un chico y una chica
pídeles que pongan este cd. Contiene una canción ‘Sexy Sadie’ de The Beatles.
Memorízala. Te ayudará a salir de este planeta musical y volver a la tierra.
Izal no comprendía nada. ¿Por qué le pasaban cosas tan extrañas?
¿Estaría en un sueño? ¿Volvería alguna vez a su casa?
No tenía elección por eso entró en la casa.
Como Lou dijo chico y chica le estaban esperando.
Sin preguntar cogieron el cd y empezó a escuhar la canción.
El chico y la chica no hablaron con Izal
la chica miraba a Izal con una linda mirada.
Izal salió de la casa azul y se puso en marcha una vez más.
Recordó aquella película en que los piratas surcaban los mares
con sus navíos en busca de oro. Combatiendo a sus enemigos con espadas
y esquivando flechazos a toda velocidad.
Se imaginó conduciendo el delorean de regreso al futuro
surcando las galaxias mientras escuchaba ‘Baba o Riley’
de The Who. Su canción favorita.
Bonitas imágenes que le hacían escapar de su desdicha.
Hasta que de pronto miró al horizonte y no pudo dar un paso más al frente.
Quedó paralizado, temiendo lo peor…
-¿Quiénes son?- Izal se giró. Ahí estaba Ian.
Un chico tímido de mirada penetrante
-Son Sánchez y su perro. Y creo que vienen a por mí.-
Hace días que no duermo por su culpa -Ian le miró
fijamente. Y dijo -¿son ladridos o es música?-
Izal respondío dudando -No lo se- Ian parecía decepcionado
-sino sabes distinguirlos es que no es música.- repondió Ian.
-también el dueño de ese perro no me deja dormir.- gritó Izal
-¿sabes como se llama?-preguntó Ian
-se apellida Sánchez, pero no se como se llama-
De repente Sánchez y su perro empezaron a gritar y a acercarse a Izal e Ian.
-No temas por el perro. ¿Ves como me muevo?, ¿ves mis ojos?
Con este movimiento distraeré al perro, chucho no me das miedo- dijo Ian.
El baile de Ian estaba funcionando el perro lo miraba desafiante
pero no parecía hacer mucho caso a Izal.
-¿Qué hago con Sánchez? pregunto Izal-
-Lo siento, con el no puedo ayudarte, es demasiado poderoso,
busca en tu corazón, en el hallarás la respuesta.-
Sánchez se acercaba a Izal cada vez mas deprisa,
con un sonido atronador y patético.
Sánchez le gritó -acércate a mí.-
Izal se había quedado sin respuesta, estaba asistiendo a su final.
Puso sus manos en sus oídos para que estos no le estallaran.
Miró atrás Ian se había puesto a cantar, y rápidamente se unieron a él
Syd y Lou. Entre los tres consiguieron hacer callar a Sánchez
Izal se acordó de lo que le había dicho Lou.
Empezó a repasar verbalmente ‘Sexy Sadie’ y empezó a hacer conexiones.
Se dio cuenta de que la chica de la linda mirada en la casa azul
era Sadie. la seductora chica que había inspirado a The Beatles a componer ‘Sexy Sadie’
‘Broke the rules’ rompiste las reglas. Repitió varias veces en su cabeza.
Ahora lo entiendo todo. Lo veo todo nítido.
Tengo que romper las reglas, se dijo. Si nada tiene sentido en este mundo
si todo es posible, lo imaginaré y se hará realidad.
Izal miró enojado a Sánchez y a su maligno perro
-convertiré mi cuerpo en polvo de estrellas,
viajaré como las ondas sonoras, recorriendo el espacio
y surcaré las galaxias hasta llegar a mi casa
tus ladridos ya no me dan miedo. Tu voz falsa y triste no puede pararme-
Sánchez no se esperaba eso el niño había comprendido el significado
de ese mundo más rápido que nadie. Observó como el cuerpo del niño se deshacía
lentamente y se convertía en polvo de estrellas. Eteréo y crepuscular
brillante y poderoso voló por los confines del universo
hasta llegar a su casa. Su primer pensamiento al llegar fue:
Ahora comprendo el poder de la música: puede elevarte
o puede someterte, puede herirte o puede convertir tu paso por la tierra
en lo más maravilloso que jamás haya existido.

Anuncios

2 responses to “Avant-Garde”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: