Archive | enero 2013

Profundidades

Desorientado y oscuro deambulo desnudo por entre los árboles. Acabo de despertar en un parque mientras las ardillas lamían dulcemente mi rostro, el clima es duro y áspero, pienso en como he llegado allí. Se que no estoy en mi país por los letreros y las luces de neón que cuelgan del cielo, y lo único que puedo ver es lo que alumbra mi móvil a una distancia mínima. Veo a lo lejos unas verjas inmensas y colosales, en escalarlas podría tardar años, por eso camino en silencio con los ojos cerrados, así percibo mejor los sonidos en este laberinto místico en el que me encuentro. Los árboles me poseen, el espíritu de los animales milenarios, me poseen, el lago que veo a lo lejos donde la luna refleja su misterio me posee. Siento la necesidad de correr y zambullirme en el agua, recorrer lo desconocido: lúgubre y salvajemente por eso me despojo de mi ropa y veo como mi piel brilla en la oscuridad. Me refugio dentro de las aguas cristalinas, siento como el frío helado se introduce en mis tímpanos, a decir verdad es una sensación diáfana a la vez de sintética, noto que el oxígeno que respiro fortalece mis músculos y rejuevenece mi piel. Buceo hacia abajo con mucha calma, cayendo al vacío en silencio y lo hago para salvar mi alma. Los pensamientos nos enseñan a sobrevivir pero esconden una cruel realidad: no le importas si la meta es seguir vivos, por eso las cenizas se convierten en vida, para que no sepamos distinguir si fuimos ficción o realidad, de ahí la involución temporal, el abismo que anuncia el ocaso de los ídolos, máxime cuando nos dirigimos al cambio tantas veces anunciado.
Diviso unas rocas en el fondo, la arena es azul turquesa y las rocas brillan, en ellas están sentados extraños seres que no detectan mi presencia, aparecen y desaparecen en milésimas de segundo pero apenas se mueven siguen en las rocas, hologramas en las profundidades que destilan dulzura y ambigüedad, toco fondo con mis pies en la arena, puedo andar por este reino de lo desconocido a mis anchas, hinchado e hipersensible buceo entre los corales marinos, me atraviesan, pero no producen ningún mal a mi organismo, si acaso estimulan mi imaginación a golpe de malestar facial…muevo mi cabeza hacia los lados mientras fluyo entre las aguas y veo que de ella salen gusanos y abispas que caen al fondo muertas, me siento mucho mejor, ahora respiro hondo y la vitalidad y felicidad se apoderan y colonizan mi cuerpo, una sonrisa envolvente recorre mi espina dorsal como una serpiente roja, siento una ondulacion en forma de calor que aumenta mi pecho y traspasa mis células. De el cielo caen rayos solares que traspasan el líquido a toda velocidad, no tengo miedo a que impacten en mi cuerpo, de hecho me rozan pero el calor que desprenden es divino y sensual. Me pongo en pie y camino por la arena, destellos de luz intermitentes se ven a lo lejos, me acerco a ellos, veo una figura que no es del todo humana, soy yo, ahora entiendo mi transformación, me he convertido en un habitante de este inframundo donde vienen a parar los que se ahogan en este paraíso sensorial, solo rebeldía mágica, se que me despido del mundo, pocos segundos me quedan, pero antes las veo a ellas, humanas y perfectas, sus cuerpos anhelan al mío, es la despedida de lo poco humano que queda en mi, sus ojos, arrojan frialdad y deseo, como novias de dracula se arrojan a mis brazos y lamen todo mi sexo con avaricia…
krakken011

Anuncios